Compras de carne online... ¡muchas gracias!

Primeros pedidos de carne, comenzando con una sonrisa.

¿Carnicería online? Así que estáis trabajando en una página para comprar carne online? Repito... ¿queréis hacer una tienda online de carne?

Así comenzó todo, con dudas y más dudas porque así, de primeras, puede sonar un poco extraño; sin embargo, y como tratamos de explicar en nuestra página ¿Carne por Internet?, nosotros lo vemos como un paso lógico para poder ofrecer un producto que consideramos único directamente en sus casas, para facilitar el consumo de carne de calidad de forma segura y con certificado de procedencia, para acercarnos a nuestros clientes día a día.

Así que hace ya un tiempo comenzamos un proyecto que nos ilusionaba y motivaba por partes iguales: abrir Carnicería Modesto Online.

Entonces... ¿qué hacemos? Habrá que montar una web con una tienda online, eso está claro. Tendremos que enviar los pedidos, ¿no? Y, ¿qué venderemos? ¿Seleccionamos productos? Y la web... ¿cómo la hacemos? ¿Contaremos algo de la hitoria de la tienda? Oye, no nos olvidemos de cobrar, ¡de alguna forma tendremos que cobrar los pedidos! Pondremos los pedidos en cajas, ¿no? y habrá que enviarlas en frío, ¿será caro?, ¿habrá empresas que lo hagan? ¿Nos dará tiempo a preparar los pedidos? Bueno, bueno, primero a ver si llega alguno. ¿y si no tenemos de algo? ¡Vaya lío!

Millones de preguntas así de golpe nos acechaban, pero sobre todo una que no nos dejaba en paz, ¿y si no funciona? Por suerte...sólo había una forma de saberlo.

Nos pusimos a ello, con muchas ganas casi siempre, con alguna menos en ratos de esos malos; pero poco a poco veíamos como este proyecto, que nació de un “y si...” iba tomando forma y eso siempre es ilusionante.

Por fin lanzamos la web, ya la puede ver todo el mundo, ¡qué nervios! Avisamos a nuestros amigos claro, estábamos contentos y tras mucho tiempo anunciándolo ya se podía comprar carne online.

La respuesta no tardó en llegar y desde entonces teníamos pendiente este post. No sabemos que nos deparará el futuro, puede que esto funcione, puede que no; sin embargo esos primeros pedidos siempre nos acompañarán en esta nueva etapa y ese gesto, unos cuantos clicks al ratón, es algo que jamás vamos a olvidar.

Nada es fácil y nadie dijo que fuera a serlo; pero así, con estos clientes-amigos, es mucho más fácil comenzar con una sonrisa.

De nuevo, gracias.

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Más publicaciones